Qué hacer para abrir una tienda online en estados unidos (EE.UU.)

tienda online

Ampliar mercados es una de las estrategias más comunes de las empresas que quieren aumentar sus beneficios. Aumentando la potencial demanda (al darse a conocer a más usuarios) los resultados económicos aumentarán, y no hay nada mejor para darse a conocer que internet.

 

Internet llega a todos los lugares, a cualquier parte del mundo, haciendo que los negocios traspasen fronteras más allá de los Estados o países. Con una población que ronda los 320 millones de personas y con una renta por cápita de unos 50.000 dólares, Estados Unidos es la primera economía del planeta, por lo que es un país rico, con una imparable máquina de crear consumo, lo que lo hace un terreno de juego especialmente atractivo a las empresas e inversores. Los hábitos de consumo privados son los responsables de cerca de un 70% del PIB del país.

 

Con estas cifras, es natural que cada vez sean más las personas que quieran lanzarse al sueño americano y ahora es posible hacerlo desde cualquier lugar del planeta con una buena ecommerce o tienda online.

Siendo una de las sociedades más avanzadas en el campo de las tecnologías y el mundo digital, el comercio electrónico supone una gran inversión para cualquier empresa.

 

QUÉ DEBE TENER UNA TIENDA ONLINE PARA SER ACEPTADA EN EL MERCADO ESTADOUNIDENSE:

 

En primer lugar debes saber que una tienda online es igual en cualquier parte del mundo, es decir, que debe contar con un catálogo de productos, una información detallada, un precio, un método de envío, un sistema de moneda, un pago seguro y un servicio de atención al cliente.

Dentro de este elenco, además, debes mejorar tu tienda online con extras que hagan atractivo tu comercio electrónico, pues si bien es un mercado donde todo el mundo tiene acogida, no es menos cierto que los consumidores estadounidenses son compradores exigentes, que cuentan con una amplia oferta y una gran posibilidad de elección en cuanto a marcas. Por ello, es necesario que los comercios cuenten con los más mínimos detalles.

 

  • Cumple la normativa legal estadounidense:

 

Uno de los temas legales que más preocupa a los empresarios es el de las aduanas, por ello, es especialmente interesante conocer la legalidad aduanera y fiscal en cuanto a importación: facturas, embalaje, declaraciones de importación y exportación, impuestos y aranceles, son temas que conviene conocer al detalle.

Además de las normas de atención al cliente, servicios de atención post venta y garantías, debes saber que existen numerosos artículos cuya venta está vetada como los componentes de armas, máquinas y aparatos de juego, pornografía, marfil o amianto, entre otros.

Además, los productos permitidos pueden tener restricciones o regímenes de importación especiales, entre los más destacables figuran los alimentos. La FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos) regula la importación  comestibles, bebidas y medicamentos.

Otro de los requisitos imprescindibles para abrir una tienda que pueda funcionar en Estados Unidos es contar con un socio o filial americano (si no es que tú mismo tienes tu tienda ubicada allí) que se dedique a garantizar un buen servicio al cliente: no solo sirve abrir una tienda, vender y enviar el producto a Estados Unidos y esperar los beneficio.

Este “amigo americano” deberá llevar todo el tema de la propiedad industrial, intelectual y gestión administrativa de tu tienda, por ello, es importante que conozca la legislación estatal y también federal de cada uno de los Estados, ya que pueden existir variantes. Aunque es cierto que casi todas las empresas americanas de habla hispana se asientan en Florida por la facilidad del idioma, es necesario contar con alguien que domine además de el idioma, los temas legales, pues nunca sabes si tu tienda se va a ampliar o a mover a otros estados.

Por último, recordarte que para abrir una tienda online en Estados Unidos, debes contar con una buena plataforma de ecommerce que sea capaz de estar a la altura de las necesidades de unos clientes exigentes.

Consejos para abrir una tienda online en florida.

 

Florida es uno de las ubicaciones preferidas por los inversores de habla hispana para crear tiendas en territorio americano. Atraídos por un comercio de calidad y un idioma apto para el comercio internacional (pues se domina el español y el inglés), los inversores buscan la estabilidad de un comercio en auge, vanguardista y llamativo: el comercio electrónico.

 

Por ello, para que un negocio funcione a nivel internacional, con una sede en Florida (bien física, bien online), conviene tener en cuenta varios aspectos antes de lanzarse a ciegas a la apertura de un negocio online.

Antes de empezar, cada startup necesita tener en cuenta aspectos básicos como:

 

– Los gastos de montaje de un sitio online.

– Los gastos de mantenimiento anual del sitio web.

– Gastos de servicios de mensajería.

– Servicios de atención al cliente rápidos.

– Legalidad fiscal, tributaria y aduanera.

 

Hacer números es el primer punto fundamental de un negocio que funciona: no gastar más de lo que se tiene. Si no dispones de un amplio presupuesto pero sí de una gran idea, es posible que encuentres un inversor dispuesto a ayudarte en tu andadura.

 

Además, fruto de las exigencias de un país donde el comercio electrónico supone un gran potenciador de la economía nacional y de unos clientes habituados a ser bombardeados con una gran oferta de tiendas online, un comercio electrónico abierto en Florida debe ser expecialmente exigente con:

– Qué vender: antes de empezar a vender es conveniente hacer un pequeño estudio de mercado, ver qué productos son los más vendidos y sobre todo qué dicen los usuarios de las ventas online. Estudia los hábitos de consumo de los potenciales clientes. Puede ser que tu empresa no vaya a vender sólo en Florida, pero sin duda te conviene tener contento a su público, que es quien primero te conocerá.

– Cómo vender: presta especial atención a los sistemas de mensajería o los métodos de pago (servicio PayPal o contrareembolso), servicios de envíos internacionales (o no), gastos de envío y política de devolución. Cuanto más atractivo sea el servicio para un usuario, más comprará: recuerda que los clientes están comprando a distancia y sin conocer le producto, dales ventaja.

 

– Dónde vender: tener una tienda online estudiada al detalle va a potenciar que las transacciones sean fructíferas y los clientes estén satisfechos, lo que hará que existan nuevas comprar. Para ello, detalla desde el inicio cómo, cuando y por quién va a recibir el cliente su pedido en casa y esfuérzate en cumplir con los plazos pactados.
Dentro de este campo, es importante señalar que las opciones de ecommerce más apetecibles para montar una tienda online al detalle son aquellas que cuentan con plugs o funcionalidades que permitan trabajar con grandes empresas de paquetería, mesnsajería o pago, que garanticen una experiencia de calidad a los clientes.

 

Cómo comunicarse y darse a conocer: una tienda online sin visitas es un gasto inutil. Por ello asegúrate en potenciar la publicidad de tu empresa, ponte en contacto con empresas de publicidad o marketing en Florida que conozcan el mercado y las herramientas más útiles de comunicación y SEO, para que tu empresa no deje indiferente a nadie.

 

No olvides contar con un experto: cada país, cada estado y cada ciudad es un mundo. Por ello, existen profesionales encargados de dar solución a tu empresa utilizando las técnicas aptas para lograr que tu camino empresarial sea largo y beneficioso.

Conocer las exigencias legales, financieras, sociológicas o de consumo de una sociedad pueden ayudar a que los beneficios sean optimizados, no dudes en contactar con un buen profesional.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba